, |

Una súplica por los jóvenes

Ésta es una súplica por los jóvenes. Es una súplica por la razón.

¿Cuándo terminará la violencia? ¿Qué se requiere para que el mundo despierte y se dé cuenta de que algo se necesita cambiar ahora? La guerra partidista estalla y nuestros hijos son los damnificados. Mientras los políticos defienden las causas de sus donantes, los jóvenes están siendo asesinados en las calles. Hacía falta un cambio desde hace mucho. ¡Es tiempo de actuar!

Defendemos a los victimizados y oprimidos. Lloramos con los quebrantados de corazón que han perdido a sus seres queridos por la violencia. Extendemos nuestras manos hacia aquellos que sienten la tragedia nacional como si fueran ondas de choque. ¡Oh Naciones! ¡Sus hijos se están muriendo!

¡Gente, despierten! ¡Violencia ha llenado sus calles! ¡Sus escuelas se han convertido en criaderos de odio! ¿Qué ha sucedido? ¿A quién debemos culpar? Nuestros hijos han sido traicionados por aquellos que supuestamente los deben proteger.

¡Una sociedad dañada es culpable! Este problema no es nada nuevo. Las vidas de tus pequeños han sido desperdiciadas ya por siglos. Prejuicios étnicos han causado derramamiento de sangre ya por generaciones. Hogares sin padre han dejado a jóvenes sin ejemplos apropiados y las familias han sido destruidas. Y luego, Hollywood es su niñera. ¡El sistema nos ha fallado!

¡La industria del entretenimiento es culpable! Las pantallas de cine se llenan más y más con violencia mientras los ricos actores se enriquecen más por embellecer el derramamiento de sangre. Los niñitos son insensibilizados a la horrible realidad del asesinato. Los videojuegos que enseñan a matar no son pocos. A los músicos se les pagan muchos dólares para defraudar los valores familiares de la sociedad y promover la violencia armada. Los programas de TV trivializan los crímenes más repugnantes. ¡Modelos diabólicos! ¡La sangre está sobre las manos de Hollywood!

 

¡El sistema educativo es culpable! Escuelas públicas han tenido éxito en expulsar al cristianismo de su medio. Los principios piadosos han sido reemplazados con una filosofía que transforma a los seres humanos en animales insensibles. Las atmósferas sociales del sistema escolar crean camarillas en las cuales los bonitos reinan y los impopulares son intimidados, excluidos y avergonzados por ser gorditos. Aquellos que no caben con los “populares” se quedan en casa y aprenden cómo matar en el internet. Todo el tiempo los maestros les roban su brújula moral usando las mentiras darvinianas. ¡Las escuelas han fallado!

¡La política es culpable! Ambos, el partido de derecha e izquierda son financiados por intereses especiales. La ganancia monetaria tiene prioridad antes que la vida de nuestros hijos. El dinero controla la política; y ¡hemos sido vendidos!

¡Naciones, despierten! Su situación sólo se empeora. Ustedes mismos no se pueden sanar de este problema. Solamente Jesucristo lo puede arreglar. Él sigue siendo la solución.

 

Ofrecemos esta solución a todos. Ofrecemos una sociedad piadosa; una comunidad en la cual el amor es la ley suprema. Un lugar donde la violencia, el odio, el prejuicio y la tiranía son destruidos. Un lugar en el cual serás amado sin importar de dónde vienes o cómo te ves. Un lugar al que podrás llamar hogar.

La salvación puede sanar un corazón lleno de odio, y también el corazón del quebrantado. La salvación es la única solución. Nos encantaría hablar con todos aquellos que están sedientos de una solución real.

 

“Y el Espíritu y la esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiere, tome del agua de la vida gratuitamente”. Apocalipsis 22:17

-Addison Everett

Leave a Comment