, |

Guadalajara, Jalisco, México

El jueves y viernes pasado, 30 y 31 de marzo, el centro histórico de Guadalajara, Jalisco quedó atónito por la aparición de la iglesia de Dios. La plaza estaba atestada de gente que paseaba casualmente por el parque disfrutando de sus vacaciones de Semana Santa. Cuando los santos comenzaron a cantar, la atención se apartó de los teléfonos, los payasos y los músicos y se dirigió hacia la demostración más grande del poder del Espíritu Santo que Jalisco ha visto jamás. ¡Libertad en el Espíritu superó a los santos que se habían reunido desde Durango, Chihuahua, Baja California, Jalisco y Zacatecas para la más grande alcance de Restauración en Guadalajara! Los santos se divirtieron tanto, que desde todos lados presionaron para tener la oportunidad de testificar, los cantantes cantaron hasta que sus voces se hicieran roncas y la plaza estaba llena de personas vestidas como pingüinos saltando y gritando. Los que iban pasando se detuvieron y se convirtieron en una audiencia constante durante una hora y media de gloria; tenían que ver por qué todos estaban tan felices. Escucharon con atención mientras personas muy güeras y personas muy morenas y personas en el medio les testificaron de la libertad de los sistemas del enemigo y la vida gloriosa que tenemos en la iglesia de Dios.

Los servicios fueron tan buenos que siento que las mismas piedras de la plaza querían clamar, pero los santos estaban haciendo tan bien clamando que las piedras se quedaron quietas. Estamos orando para que muchas almas salgan a los servicios este domingo.

Leave a Comment